eCommerce, parte 1: ¿Porque no vendo en internet?

Hablemos de ecommerce o comercio electrónico

 

Hay mucha gente que ha escuchado campanitas sobre eso “de vender en la Internet” y se quieren apuntar a la gran ola, porque por lo visto vender en Internet es fácil y los billetes caen del cielo, o mejor dicho, “de la nube”.

Este perfil de usuario acaba contratando una web preparada para ecommerce, paga por ello, y se queda esperando a vender, mirando fijamente el panel de control de su fantástica página web. En seguida, nuestro querido amigo se da cuenta que el tema no arranca, la cifra de ventas no se mueve. Entonces se desanima, desiste, incluso acaba buscando culpables. En Internet “no saben lo que quieren”, “si las fotos de mi producto son chulísimas“, como puede estar pasando esto… “si mi producto es de lo mejor“. Esto acaba derivando en la famosa “esta web no vende”, y así.

Voy a tratar de responder al ¿porqué no vendo en internet? explicando algunos conceptos y errores comunes, así como ideas que no se suelen tener en cuenta. Aunque muchas de las cosas que voy a decir parecen obvias, no lo son en absoluto. Para evitar que la entrada del blog se haga dura de digerir de una sentada, trataré de hablar “en castellano”, evitando tecnicismos. Además, dividiré el texto en varias entradas. Así no se me atragantan 🙂

 

Competencia Online

 

Usemos las gafas de ver de cerca y pongamos un ejemplo “de andar por casa”. Resulta que en un barrio determinado hay un colegio. Resulta que además no hay ninguna tienda de golosinas cerca. Con esta premisa, el modelo de negocio lo tenemos hecho. Abres una tienda de golosinas y en cuestión de poco tiempo empiezas a vender. ¿Que tenemos aquí? Bueno, de primeras tenemos una “necesidad” no cubierta por la competencia. Tenemos además un sitio por donde nuestro “target” objetivo va a pasar.

 

Producto+Target+Localización=Ventas

 

En un ecommerce o comercio electrónico el tema es parecido, pero hay algunos conceptos a tener en cuenta. Internet es, si hacemos comparativa basándonos en el ejemplo anterior, el barrio. Internet es el “lugar” donde vamos a montar nuestro local, que será nuestra web. La peculiaridad es que, mientras que en la tienda de golosinas el “target” está localizado y pasará por la puerta de nuestro local por simple proximidad, en Internet no. Cualquier página web es accesible a un clic desde cualquier lugar del mundo. Por lo tanto, todos los vendedores de golosinas están igual de cerca que tú del target localizado.

Tenemos por lo tanto, que nuestra competencia son TODOS los vendedores de golosinas, no solo aquellos que pongan su local cerca del nuestro. Pero el punto clave no es este, sino que el target está igual de cerca de TODOS los vendedores que de ti.

Así que no, no es que tu página web no venda. Es que eres uno más en la infinidad del océano. Aquí aparece la necesidad de atraer visitas a tu web. Hacer que tu target entre en tu tienda. Es algo que seguro que te suena. El famoso “posicionamiento web”. Conseguir aparecer en los primeros resultados de los buscadores, cuando el target escriba “comprar golosinas” y apriete intro. El asunto del posicionamiento web es muy profundo y no pretendo en este artículo extenderme tanto. Pero quiero que quede claro. Es un punto clave a tener en cuenta, tan importante como analizar en nuestro ejemplo que barrio tiene un colegio cerca.

 

Diferenciación

 

Sigamos adelante. Que aparezcan clientes en tu web no implica ventas directas. Recuerda, están a un clic de visitar otras cientos de tiendas iguales que la tuya. Necesitarás diferenciación. Aquí puedo darte algunas ideas, pero no puedo darte la clave del éxito. Yo sé hacer páginas web, no se vender golosinas. Si supiera vender golosinas, vendería golosinas y dejaría el tema de las páginas web, ¿me entiendes? 🙂

Podrías diferenciarte en precio. Si tienes las golosinas más baratas de Internet, tarde o temprano la gente acabará descubriendo esa característica diferenciadora. Pero hay otras maneras. Ser la tienda de golosinas que mas rápido entrega el producto en casa, o tener la mayor gama de golosinas de Internet. Otras maneras podrían ser tener algún tipo de golosina que nadie más tiene, o hacer lo que hacemos nosotros: asesorar al cliente (y al no cliente) siempre con la verdad, aunque implique perder ventas. Nadie que quiera venderte una web te contaría lo que te estamos contando aquí… ^^

 

Producto+Diferenciación+Posicionamiento=Ventas

 

Fíjate que de lo que nos queremos diferenciar es de nuestra competencia. Insisto. Ya no es la tienda que está en nuestro mismo barrio. Son todas aquellas que desarrollen la misma actividad que nosotros. TODOS. Como ejemplo me viene a la cabeza una conocida marca de teléfonos que no comercializa en España. Pero que, gracias a una buena relación calidad/precio empezó a penetrar en el mercado español. ¿Como? Los clientes se dedicaban a comprar en una web extranjera, importando el producto. Olvídate, no hay barreras en la comercialización de productos y servicios a través de Internet.

Si vas a vender algo que ya venden otros muchos, a un precio similar, sin una estrategia clara de posicionamiento, siento mucho tener que decírtelo yo… pero no vas a vender ni una golosina

 

Algunas Conclusiones

 

La cosa no termina aquí, hay muchos mas elementos que analizar. Este sería el punto de partida para trasladar nuestra actividad a Internet. Debemos cubrir una necesidad. Nuestro producto, o nuestra manera de venderlo debe ser diferenciadora con respecto a la competencia. Además necesitamos crear una estrategia para atraer visitas a nuestra web. Mediante el famoso “posicionamiento web” y realizando campañas de publicidad.

Si aún no has salido corriendo después de leer esto, es que eres valiente. Si además tienes producto, características diferenciadoras y un plan para atraer visitas… contacta con nosotros. ¡Queremos ayudarte! 
En próximos artículos seguiremos hablando de ello. ¡Continuará!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *